Cómo aplicar Montessori en casa (I)

Tras realizar el curso Montessori en Vitoria y visitar unos cuantos grupos de Facebook he descubierto que se puede llevar a cabo esta filosofía en casa con algunos cambios sencillos. Intentaré resumir varios puntos que creo fundamentales. 

1. Libros Montessori. Os recomiendo si sois novatos en el método, la lectura de algunos libros que pueden ayudaros. Esto es fundamental para ser capaz de distinguir qué es y qué no el método Montessori. Oiréis por ahí frases como "los niños Montessori no juegan", "a los niños Montessori no se les cuentan cuentos",... Habrá cosas que sean ciertas o medias verdades pero todo un sentido y una lógica. Hay un montón de títulos de los que os recomiendo:

- Enséñame a hacerlo sin tu ayuda.

- Ideas generales sobre el método. Manual práctico. (Este lo tengo yo).

- Un ser humano. La importancia de los tres primeros años de vida.

 2. Materiales de vida práctica. Es importante que los niños y niñas tengan materiales reales (no de plástico) que reflejen la vida en casa y estén a su alcance. Esto favorece la imitación del mundo de los adultos (barrer, cortar,...) y  el desarrollo de la motricidad fina y gruesa, la concentración, la independencia.... Una de las cuestiones que salió durante el curso y seguro que te estás preguntando es que haces con un niño pequeño que sabes que va a tirar el plato al suelo. Tenemos dos opciones: o tener una vajilla de estas baratas tipo Ikea o evitar que lo tire sabiendo que es posible que algún plato se rompa. 

3. Libros y cuentos. Siguiendo el interés del niño y teniendo en cuenta su edad, podemos ofrecerle cuentos adaptados. La filosofía Montessori es proporcionar cuentos reales, no fantasiosos de hadas, dragones,... Existen un montón de cuentos aunque no 100% reales, que describen procesos naturales como por ejemplo gusanos que evolucionan a mariposas. Hace unas semanas os recomendé un montón de libros de los cuales la mayoría son perfectamente utilizables en este método. Por supuesto los cuentos deben estar al alcance del niño y para esto hay varias opciones: ponerlo en el estante más bajo, instalar el especiero de Ikea como estante,.... 

4. Libertad de elección. Dejar que sea el niño el que elija qué actividad hacer en cada momento y que material quiere practicar en ese instante. Es importante no imponer, sino guiar pero no dirigir. Los niños tienen interés por materiales nuevos e incluso por la repetición una y otra vez de la misma actividad. Parecen no cansarse de realizar los mismos movimientos durante horas o incluso días. El niño elegirá en función de sus intereses entre todos los materiales que haya disponibles, que deberán estar siempre a su alcance.

5. Fomentar su autonomía. La autonomía es algo necesario en los más pequeños. Mucha gente tiende a pensar que la autonomía se gana a medida que van pasando los años pero no desde que nacen. Para conseguirlo es necesario algunos puntos:

- todos los materiales al alcance de los niños, que no necesiten a los adultos para nada.

- Disponer de un espacio de trabajo siempre, basta con una sencilla mesa y una silla.

- Adaptar todas las cosas a su tamaño.

- El niño debe saber donde está cada material.

No quiero que se haga un post muy largo así que la semana que viene os enseño otros 5 puntos a tener en cuenta para llevar a cabo Montessori en casa.



¿Qué os parecen estas series de entradas?

2 comentarios:

LadyA dijo...

muy interesante... lo de los platos, bueno, prefiero no probarlo...

Blog La tiza mágica dijo...

Luego no es para tanto :)

Publicar un comentario

¡Gracias por dejar tu comentario!

Intentaré responder lo más rápido. Si necesitas que te conteste rápido puedes hacerlo en el correo latizamagica@hotmail.com