Dos papás y dos bebés

La vida de José y Juan, un matrimonio de Valencia, es toda una historia de superación. Su ilusión por ser padres los ha convertido en una familia de cuatro hombres. Sus dos hijos, Andrés y Javier, nacidos de un vientre de alquiler en California hace dos años, han marcado un antes y un después en sus vidas y, quién sabe si en la Ley de Reproducción Asistida Española.

Todo comenzó hace cuatro años. Tras negarles la opción de adoptar, la pareja se planteó tener un hijo por subrogación, más conocido como vientre de alquiler. "En España éramos mayores para adoptar y en el extranjero no se fiaban de nosotros por ser gays", explicó Juan a 20 minutos.

Fue entonces cuando decidieron viajar a EE UU. "Ser padres era nuestro sueño y optamos por una madre de alquiler", cuentan emocionados. La pareja se puso en contacto con una agencia de madres de alquiler de California, pasaron varias pruebas psicológicas, físicas y genéticas para garantizar que tanto ellos como la madre que iba a prestar su útero gozaban de buena salud. Luego contrataron al abogado que les tramitaría el caso en los juzgados de California (para poder registrar los niños a su nombre) y al médico que realizaría la fecundación in vitro.

Paternidad de los niños

Pero todo no fue tan fácil. "Tuvimos que intentarlo varias veces, porque tuvimos fallos con la fecundación in vitro", recuerdan. Después volvieron a España. "Fueron nueve meses muy duros. Echábamos en falta las pataditas y todo lo que conlleva una barriga", dicen.

Una vez nacidos los pequeños, el proceso más complicado lo encontraron a la hora de registrar a sus hijos. José y Juan llevaron al Consulado español en California el certificado de paternidad de los pequeños para tramitar sus pasaportes. La petición fue denegada porque en España no está permitido tener hijos a través de una madre de alquiler.

Los pequeños tuvieron que viajar a Valencia como turistas estadounidenses, situación en la que se encuentran en la actualidad. "El caso está recurrido en la Audiencia Provincial de Valencia a la espera de que sea resuelto. El juez que nos la denegó nos dijo que fuéramos a EE UU y cursáramos la adopción de nuestros hijos para poder registrarlos", explicaron.

Situación irregular

El 6 de octubre el Ministerio de Justicia pidió a los jueces que registren a los menores nacidos en el extranjero por subrogación. Esto no quiere decir que se legalice, porque en España sigue estando prohibido, sino que el Gobierno trata de corregir la situación de desamparo en la que se encuentran al menos 26 menores nacidos con este método, según la Federación de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales. Un parche que permitirá a estos pequeños disfrutar de los derechos de ser españoles: escolarización, ayudas y el permiso de paternidad para los padres, entre otras cosas.

Estas familias tendrán que entregar en el juzgado una resolución judicial del país de origen que certifique que la madre gestante ha renunciado a sus derechos sobre el niño. De esta manera, el Gobierno pretende blindarse contra el tráfico ilegal de menores y evitar que la gestante sea sometida a coacción para que ceda a los pequeños. También protege el derecho del menor a conocer a su madre biológica.

La instrucción dictada el 6 de octubre por el Ministerio de Justicia para permitir el registro de niños de madres de alquiler en España no solucionará la situación de José y Juan. Su caso ya ha iniciado un proceso penal porque un juez decidió no registrar a sus hijos. Hasta que no haya una sentencia favorable de una instancia superior, sus pequeños seguirán viviendo en España como turistas estadounidenses. Eso si no terminan deportándolos por estar en situación irregular.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejar tu comentario!

Intentaré responder lo más rápido. Si necesitas que te conteste rápido puedes hacerlo en el correo latizamagica@hotmail.com